Pluriculturales

Chimeneas de leña: calefacción natural y económica aún en 2022

Chimeneas de leña
Surgimiento de las chimeneas de leña
Después de Cristo, data del siglo I, el surgimiento de lo que es hoy la chimenea de leña. Se registran, en los primeros períodos de civilización occidental, excavaciones de agujeros en la tierra donde se hacía fuego para proteger al hombre de las inclemencias del tiempo. Al paso de los años se perfecciona el invento en rústicos calefactores procedentes de hornos que calentaban recintos y hasta el agua lo cual originaría la actual termochimenea.

No es hasta el siglo XV que se inventa la estufa de hierro fundido, por Benjamín Franklin. Se situaba en el centro de los hogares para dar calor a las habitaciones y al apagarse mantener la calidez durante horas. En el tiempo, se construyen chimeneas más seguras y con más salida de humo al exterior.

En pleno siglo XXI la chimenea de leña sigue teniendo un atractivo espectacular en el hogar. Este sistema de calefacción tradicional es elegido por grandes y chicos, no solo por lo económico que resulta su combustible en relación con otros, sino por el ambiente cálido y tradicional que impregna en la casa, reuniendo en torno a la chimenea a toda la familia.

Funcionamiento de las chimeneas de leña

Cuando se idealiza una chimenea de leña, a la mente viene la imagen de un ambiente cálido y familiar, se siente la morada como un refugio del frío donde la calidez aportada fluye en cada rincón de la casa; de igual manera, contemplar el paso de la noche o del día acompañado de una chimenea de leña incita a saborear la vida bebiendo un chocolate caliente, leyendo un libro, participando en juegos de mesa con familiares y amigos, en fin, estimula a la ruptura con la rutina para aprovechar y disfrutar momentos.

Se considera que la chimenea de leña es un excelente sistema de calefacción al transmitir el calor por convección; el aire entra frío a través de la chimenea, cambia su temperatura con el fuego y asciende calentando toda la habitación, gracias a este modo de transferencia de calor abordado en la física resulta fácil el control y uso del mismo. Su posicionamiento frente al hogar permite, además, recibir calor directo por radiación, este es el tercer modo de transferencia de calor común, en donde interviene la radiación de la luz y la corrosión del combustible presentes en el proceso de combustión. 

Para el mejor funcionamiento de la chimenea debes tener presente los factores que determinan su óptima marcha. En primer lugar, el estado adecuado de las rejillas las cuales ayudan a que el tubo de la chimenea trabaje correctamente y permita la circulación; para ello, es necesario que el tiro sea apropiado y el conducto de evacuación de humo esté en perfecto estado como el tubo de la chimenea; por último, al instalarla debes hacerlo con personal calificado que tendrás siempre a mano para mantenerla en óptimas condiciones de uso.

Recomendaciones para instalar una chimenea de leña  

Si quieres instalar una chimenea de leña no debes pasar por alto los siguientes puntos que te permitirán valorar la posibilidad de usar este modo de calefacción:

  1. Consultar legalmente si tu vivienda permite instalar salida de humos.
  2. Saber si cuenta con el espacio necesario de acuerdo a la chimenea que elijas lo que permitirá determinar la potencia de calor que suministrará el confort requerido en la casa.
  3. Contar con espacio para almacenar leña suficiente al alcance de tu mano.
  4. Asegurar una instalación adecuada de la chimenea.
  5. Garantizar una vez instalada el mantenimiento periódico (rejillas y tubo).
Clasificación de las chimeneas de leña

Existe diversidad en las categorías y tipos de sistemas de calefacción, así como en el combustible empleado para su funcionamiento, pero con respecto a su modo de trabajar se clasifica solo en dos tipos:

Abiertas

Chimeneas Abiertas

La chimenea de leña se categoriza entre las rústicas; su tipo, clasificado entre las abiertas, pertenece a las más antiguas y tradicionales. Estas chimeneas permiten estar en contacto directo con el fuego y aunque resulta placentero, realmente, puede ser molesto y perjudicial. Cuando se está expuesto al montón de leña consumiéndose al ser devorada por el fuego se expele humo en cantidades y de esta forma entra en el ambiente haciendo que la salud pueda afectarse.

Los temporales o días de lluvia comunes durante el invierno influyen también de manera negativa en la chimenea, pues la humedad puede propiciar la entrada del hollín y las cenizas por el tubo de la chimenea si este no se encuentra limpio.

Un aspecto a resaltar es el bajo rendimiento de calor debido a su diseño de chimenea abierta, lo cual provoca que se pierda la mayor parte de calor dentro de su estructura.

También es importante conocer otros riesgos de este modelo, entre ellos, el que puede originar incendios o accidentes que terminen en quemaduras y ponga en riesgo, por su grado de peligrosidad, a los indefensos pequeños de casa, los cuales son muchas veces atraídos por el luminoso fuego sin avecinar peligro alguno, por lo que tocaría estar muy pendiente de los más vulnerables, incluyendo de haberlas, las mascotas del hogar.

La elección por este tipo de chimenea puede resultar dudosa, por eso, al elegir se deben considerar ventajas y desventajas.

Cerradas

Chimeneas cerradas

En este tipo de chimeneas entra el toque moderno en cuanto a diseños y mejoras debido a la inclusión de dispositivos frescos para garantizar rendimiento y calidad.

Las chimeneas que implementan el uso de leña como motor de calor, también han recibido mejoras que les han permitido incrementar su rendimiento al 75%. Se sugieren diseños de forma cerrada para una mejor combustión y por ofrecer menor peligrosidad.

Otra de las ventajas estriba en que el aire frío que entra a ella y ayuda a la circulación de los gases se controla de mejor manera, lo que hace que el aire sea caliente y bien distribuido dentro de la habitación.

Las chimeneas cerradas preservan mejor los espacios de penetraciones de hollín y vestigios de cenizas; disminuye también el ingreso de grandes cantidades de aire al hogar. 

Al instalar una chimenea cerrada en la vivienda hay que tratar de disminuir todos los posibles riesgos de accidentes en cuanto a exposiciones al fuego, cenizas o chispas, independientemente, de que en ellas se usa un tipo de cristal vitrocerámico para impedir el contacto directo con las flamas. La única desventaja está en lo poco atractiva que resulta, pues no permite el goce de la fogata desde su contemplación viva. 
Otros tipos de chimeneas
Chimeneas de obra 

Chimeneas de obra

Este modelo de chimenea abierta se distingue por su acabado en ladrillos y piedras. Las instalaciones se hacen en casas rurales; está conformada con ladrillos refractarios que aguantan altas temperaturas y un sistema de calefacción diseñado para acondicionar cualquier tipo de espacio desde un gran salón hasta la habitación más reducida.

Las chimeneas de obra son las más comunes en el estilo rústico o clásico, y perfectas para adornar el entorno según el acabado. Pero su implementación resulta cara por la gran cantidad de modificaciones que requiere su creación. Se recomienda el uso de leña con calidad para de esta manera extender la capacidad calorífica durante su utilización.

Se ajustan con facilidad a cualquier tipo de ambiente y diseño; los tubos que las conforman están revestidos de acero inoxidable, excelente material para garantizar mayor durabilidad y mejor coeficiente de calor.

Chimeneas prefabricadas

Chimeneas prefabricadas

Las chimeneas prefabricadas, como su descripción lo indica, no necesitan de reformas en la casa, pues vienen con toda su estructura; requieren únicamente un conducto de extracción de humos que resulta de fácil adquisición en el mercado. 

Existe diversidad en los tipos y diseños. Algunas clonan el estilo de las chimeneas de obra, con un acabado en piedra, ladrillo o mármol. El exterior, en ocasiones, se inserta de acero y se pueden encontrar del tipo abierto o cerrado. También hay otras prefabricadas con un revestimiento total de acero o hierro fundido.

Rendimiento térmico y presupuesto del mantenimiento

En el momento de elegir este sistema de calefacción se deben valorar dos aspectos muy importantes: la duración del calor brindado y los gastos de mantenimiento. La potencia térmica necesitada por la chimenea para brindar calor en el hogar dependerá del tamaño, ancho y altura de la habitación, y del clima existente en el lugar; si está ubicada en una zona de bajas temperaturas necesitará más potencia para calentar el lugar y viceversa.

En ocasiones, la leña alberga gran cantidad de humedad; por ello hay que asegurarse de que el porcentaje de humedad sea bajo para garantizar una calefacción óptima. El rendimiento del calor también se puede ver afectado por el tipo de chimenea elegida; las chimeneas del tipo abiertas aprovechan menos el calor y requieren de una mayor potencia, mientras que las del tipo cerradas resguardan más el calor, el consumo de leña es bajo, precisan de menor potencia térmica por lo que son las más eficaces.

Las chimeneas abiertas o cerradas cuentan con el sistema de calefacción más barato, gracias a los bajos precios de la leña con respecto a otros tipos de combustibles.
¿Las chimeneas de leña son seguras para el hogar?
Antes de instalar una chimenea hay que asegurarse de que sea por personal calificado que de seguro hará la instalación correctamente, sobretodo, con las chimeneas abiertas que por su forma ofrece riesgos. 

Para prevenir riesgo de chispas desprendidas se puede utilizar el salvachispas que impide que las llamaradas entren y desencadenen fuego. Otro riesgo lo constituye el revoco, pero se puede evitar dándole al tubo de la chimenea el debido mantenimiento y teniendo a mano el sombrerete para chimeneas hecho para este fin.

A lo largo de la historia, la chimenea de leña ha sido pionera entre los métodos empleados para la calefacción, considerada un tipo de calefacción natural ; barata, misteriosa, embrujadora, ella es la mejor opción para disfrutar de un hogar confortable, elegante y cálido junto a la familia. Las chimeneas no parecen pasar de moda y mucho menos si brinda una calefacción económica. Sus tipos y diseños son diversos permitiendo que puedas tener una chimenea de leña en casa o en la oficina.

Reacciona a nuestro artículo

Me gusta muchísimo
0
Me gusta
0
Me encanta
0
Algo no entiendo
0

❤SIGUE AMPLIANDO TUS CONOCIEMIENTOS❤

2 Comentarios

  1. Amo este sitio, no paro de aprender cosas nuevas en el.

  2. Hola, encontré este increíble artículo en la búsqueda de Google y me ha sido de mucha utilidad pues quiero poner en casa una chimenea y no sabía cuál instalar, gracias a este buen sitio web he podido tomar la decisión correcta. ¡¡Saludos!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.