Pluriculturales

Coca Cola, ejemplo de emprendimiento

Coca Cola, ejemplo de emprendimiento
Cuando el sol alcanza su máximo esplendor y el calor es irresistible, la mayoría de las personas detienen su andar para comprar una fría y deliciosa Coca Cola, pero alguna vez se han preguntado cómo surgió tan refrescante líquido. La historia de Coca Cola es asombrosa y resulta todo un ejemplo de emprendimiento.
Coca Cola, historia
Transcurría el año 1886, cuando a la farmacia Jacobs, situada en Atlanta, Georgia, llegó un misterioso y desconocido doctor con la fórmula secreta de un jarabe que pretendía vender al farmacéutico John S. Pemberton por un precio de 500 dólares. El valor del jarabe comprendía todos los ahorros del boticario, quien consideró riesgoso comprarlo.
John S. Pemberton

Pemberton no se fiaba de la fabulosa opinión del doctor acerca del jarabe, por lo que decidió probarlo para comprobar la exquisitez del producto, y percibir con certeza si convenía invertir todos sus ahorros en él. 

Luego de platicar largo rato con el doctor, John S. Pemberton aceptó comprar el jarabe, aunque la duda acerca del éxito de su inversión lo acechaba; no sospechaba el hombre que años después aquel jarabe se convertiría en una de las bebidas más consumidas. A pesar de la incertidumbre, Pemberton comenzó a trabajar la receta perfeccionándola cada vez más, hasta crear el Vino Coca Pemberton, primer nombre que recibió el producto. 

Meses más tarde, John experimentó con nuevos sabores para llevar la bebida a otro nivel, pero logró el éxito rotundo cuando disolvió el jarabe en agua carbonatada. Al degustar su innovadora creación, notó un sabor placentero y refrescante en la bebida. El refresco no solo terminó gustándole a él, también fue de la preferencia de sus clientes con buena aceptación. 

Auge de Coca Cola

Al paso del tiempo el producto alcanzó más popularidad entre los habitantes de la región, lo cual generó un ascenso en las ventas, a tal punto que la farmacia se convirtió en una empresa y generó empleo para cientos de personas.

 

Primera fachada de Coca Cola
Almacenes de Coca Cola
La empresa de Coca Cola, Bottling Co., ayudó también a impulsar la industria de la caña de azúcar. A finales de los años 50, Coca Cola se preparaba para realizar su oferta en la bolsa de valores, sus acciones eran vendidas por un precio de 12 centavos/dólar por acción.

Ese disparo en la bolsa atrajo la atención de un avispado joven llamado Warren Buffet, quien adquirió múltiples acciones. Puede que este hombre sea conocido por los consumidores de Coca Cola o tal vez no, pero el sujeto es visto, actualmente, como uno de los inversionistas más grande del mundo, gracias a su larga visión en el ámbito empresarial.  

Al día de hoy, Coca Cola es conocida a nivel global, las magníficas personalidades que están al mando de la empresa han invertido en grandes campañas de publicidad obteniendo un consumo mayor de la bebida y, por tanto, un aumento significativo en su fabricación. Las estrategias de marketing y publicidad de Coca Cola, a lo largo de décadas y siglos, han apostado por la visibilidad y posicionamiento de la marca en aras de ser reconocida al igual que otros productos lanzados al mercado por la empresa. Es considerada la marca más conocida por los consumidores a nivel internacional.
Pero todo el trabajo dedicado al impulso de la marca no es gratis, a pesar de no ser la empresa que más gasta en publicidad, pues Amazon lleva la delantera, Coca Cola ha gastado millones de dólares en sus campañas.

 LearnBonds.com recopiló un estimado de estos gastos por medio de los registros fiscales de la compañía, lo cual arrojó la cifra de 4.240 millones de dólares solo en el año 2019, cifra media que representa el gasto de la publicidad en cada año. En los últimos cinco años la empresa tuvo un gasto en publicidad de 20.000 millones de dólares, presupuesto respaldado por el auto recaudo en las ventas de Coca Cola. El desembolso en sus campañas para 2014 era de 3.500 millones de dólares, cifra que ascendió año tras año y pasó la media de los 4.000 millones de dólares en 2016.

Los 4.240 millones de dólares transformados en publicidad se destinaron a cubrir el mercado global y, de estos, el mayor tajo se lo llevó Estados Unidos que abarcó el 20% del presupuesto de marketing y publicidad, lo que representa la quinta parte de los fondos dedicada a un mismo país. Las campañas de marketing, al igual que la publicidad habitual, también entran en el presupuesto.

Cada dólar usado en la promoción de Coca Cola le ha sido recompensado con el aumento de sus ventas, lo que resulta rentable para la compañía después de hacer tal inversión. En 2019, la compañía facturó 37.600 millones de dólares para un supuesto de aumento en 7,9 % frente a las cifras del año anterior.  

Coca Cola va camino a una estrategia de cambio; este giro se debe a la inclinación del mercado por comidas más saludables, alimentos que estén libres de conservantes y componentes nocivos para la salud humana. Por ello, la compañía pretende hacer una transición y pasar de empresa de refrescos a productora de bebidas, dos aspectos bien diferentes. 

La transformación ya se hace evidente, pues la corporación ha cambiado la manera de vender su producto estrella, Coca Cola, y apuesta por comerciar otra gama de productos diferentes para de esta forma volver a conectar con los compradores.

Por la necesidad de recuperar su posición en el mercado internacional, Coca Cola está desarrollando novedosas campañas de publicidad en las que muestra un nuevo eslogan y fresca propuesta al presentar sus productos como algo que une a la gente.

Coca Cola comenzó por ser un simple jarabe compuesto por una fórmula secreta guardada con recelo en el interior de una caja fuerte que hasta hoy se desconoce; en el momento actual, Coca Cola rellena botellas, pomos y latas, ante un consumo tan elevado que refresca a todo aquel que la bebe; se hace acompañar de hamburguesas, tacos, donas, entre otros platos calificados como comida rápida.

La aceptación de este producto va en aumento cada vez más; pese a las opiniones negativas que en algunas ocasiones recibe, la empresa no detiene la elaboración y venta de tan exquisita bebida.

Los consumidores aún disfrutan de su sabor que cambia un día caluroso por el más fresco de todos. Su historia es evidencia de cómo algo tan sencillo puede llegar a ser tendencia y triunfar, un ejemplo a seguir para muchas empresas emprendedoras que, como Coca Cola, hoy están a la cabecera económica mundial.

Reacciona a nuestro artículo

Me gusta muchísimo
0
Me gusta
0
Me encanta
0
Algo no entiendo
0

❤SIGUE AMPLIANDO TUS CONOCIEMIENTOS❤

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.