Gramatiqueando

La expresión oral y la expresión escrita

Expresión Oral y Expresión Escrita

Se remonta el lenguaje al origen del hombre y, por tanto, al origen del pensamiento; así entonces, lenguaje, pensamiento y humanización, se incluyen necesariamente en un proceso de determinado contexto histórico-social que los hizo posible. 

La expresión oral, por excelencia, ha sido el medio de comunicación empleado entre las personas de una comunidad lingüística a través del sistema establecido por su idioma o lengua. 

Cuenta con la posibilidad de apoyarse en gestos, expresiones del rostro, inflexiones y modulaciones de la voz para lograr su intención comunicativa.

En cambio, la expresión escrita emplea un solo medio: la representación gráfica. De ahí la importancia de escribir bien, dando uso óptimo a las herramientas que esta forma de comunicación demanda.

El acto de comunicarse presupone un mensaje completo y acabado para el receptor. 

De alguna manera, tanto la expresión oral como la escrita, convergen en su esencia comunicativa, aun cuando muestran estructuras en su dinámica que las hacen diferentes en las formas adoptadas de un mismo y único contenido.

En el gráfico presentado se observan algunos aspectos que marcan la diferencia entre la lengua oral y escrita, sin embargo, no son los únicos. Pudiera decirse que la preparación, desarrollo y resultado se producen distintivamente en cada uno de los sistemas (oral-escrito).

En la lengua oral, la preparación no siempre es imprescindible, a veces las ideas se pronuncian de manera espontánea sin plan ni esquema.

Durante el desarrollo el tiempo para seleccionar vocabulario es limitado por lo que pueden producirse digresiones, quedar frases inconclusas, usar demasiadas frases explicativas. Hay relevancia del tono y los gestos empleados.

El resultado es de conjunto fraccionado, la comprensión total se da en el proceso elaborativo de la intercomunicación.

En la lengua escrita, la preparación es imprescindible por lo que se hace una elección cuidadosa de ideas ordenadas. Durante el desarrollo se selecciona el vocabulario preciso para la redacción de ideas que informen lo esencial, despojadas de accesorios que oscurezcan el texto.

La estructura tiene la lógica y coherencia necesarias en la formulación del contenido permitiendo la inclusión de recursos de estilo y literarios para alcanzar el adecuado relieve.

Como resultado se obtiene un conjunto armónico, de comprensión total de la comunicación ya elaborada.

Raúl H Castignino, en su folleto dedicado a la enseñanza de la composición expresa: “La tarea de componer, asimilada a un arte de pensar, entraña el proceso retórico de invención, disposición y elocución; mientras que redactar es, simplemente, el ejercicio de poner por escrito el material recogido en el acto de la invención, elaborado y ordenado en el de la disposición”. 

La invitación, sin dudas, es influir hacia el alcance de una actitud favorable al uso de la expresión escrita accediendo a que la comunicación y expresión estén más permeadas de matices del pensamiento que en la lengua oral.

Los temores a un lado, aprenda a jugar con su rompecabezas de palabras, conecte cada pieza en el lugar donde cobre sentido y verá que al terminar de enchufarlas, cada ficha habrá logrado de conjunto Escribir escribiendo.

Reacciona a nuestro artículo

Me gusta muchísimo
0
Me gusta
0
Me encanta
0
Algo no entiendo
0

❤SIGUE AMPLIANDO TUS CONOCIEMIENTOS❤

2 Comentarios

  1. Muy buena entrada de blog. Me encanta este sitio web. ¡Sigue escribiendo!

  2. Excelente sitio, poseen un contenido impresionante. Felicitaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.