Pluriculturales

Las tapas en el arte culinario español

Las tapas en el arte culinario español
España, madre de países de habla hispana, es reconocida en el mundo por el arte culinario de sus platos: su paella valenciana, sus rosquillas, el chocolate con churro, las deliciosas natillas, las famosas tapas, en fin, una variedad que nos deja sorprendidos y deseosos de efectuar un deguste inmediato.
Mezcla de influencias ha formado parte de las preparaciones que hoy autentifican la cocina española. Remontándonos a los orígenes los antiguos fenicios dejaron el uso de sus salsas en la elaboración de algunos platos; los griegos mostraron las bondades del rico aceite de oliva; romanos, cartagineses y judíos ingresaron universos diferentes a la culinaria enriqueciendo la cultura gastronómica del país.

La sociedad española arraiga entre sus costumbres la realización de cuatro o cinco comidas durante el día, con arreglo a sus horarios que a veces no concuerdan con los establecidos en  otros territorios del mundo, pero que responden al estilo y modo de vida de esta región.

Generalmente desayunar, almorzar, comer, merendar y luego cenar son los momentos que están concebidos en España para alimentarse y quizá en otros lugares también. El hecho es que atendiendo a la salud, mantención del adecuado peso corporal, ingreso disponible y hasta el estilo de vida de cada quien, se ajustan las personas en las cantidades y variedades de la de los menús a la hora de alimentarse.

 La oferta gastronómica española es muy variada. De origen español se pueden mencionar las jericallas, los buñuelos, el pescado a la vizcaína, la receta de la tortilla española, el gazpacho, la paella y otras con gran aceptación en algunos países, entre ellos México. 

Otros lugares del mundo han ido incluyendo elementos de la gastronomía española en sus elaboraciones como es el caso de Ecuador que tiene incorporado en las preparaciones de sus platos la carne de ganado bovino, equino, caprino, aves y el empleo de cereales —trigo y avena— en la elaboración de diversos platos que enriquecen la oferta y aumentan el consumo gastronómico.

Te presentamos una brevísima descripción cercana a lo que comúnmente se degusta en cada espacio de alimentación de la población española junto al horario aproximado en que se efectúa.

 Comenzaremos por el desayuno, según horario y necesidades de la familia al levantarse, en el que no falta pasta o bollería, una bebida, café o ambos e incluye para los niños café con leche o leche achocolatada. 

El almuerzo se hace entre las 10.30 a.m. y 11.30 a.m. (inusual para muchos países) lo común es un sándwich que se le suele llamar bocata o bocadillo consistente en una tostada con jamón o una extensión de tomate muy probable acompañada de más café con leche o café solo conocido como espresso.

La comida se realiza alrededor de las 2 p.m. o algo más tarde. La más grande del día, a menudo platos diversos reforzados en los que no falta la ensalada verde. Entre los de más preferencia se encuentran la pizza, pechuga de pollo, lentejas, sopas de pasta, merluza, tortilla de patatas, judías verdes, tortilla francesa, espaguetis, paella, macarrones, ensalada de tomate. Se acompaña de una bebida y café o postre.

La merienda se parece a la hora del té en muchos lugares. Sobre las 5 de la tarde, hora en que vuelven los pequeños de casa a los que se les da un aperitivo. Este horario es propicio para degustar un pequeño sándwich acompañado de dulce de pastelería o galletas.

La cena ocurre alrededor de las 9 de la noche; más ligera que la comida, variada, pero por lo general se comparten ensaladas y unas tapas pequeñas que amenizan los intercambios en familia.

Y… las tapas ¿ qué son? Interesantes teorías se manejan alrededor del surgimiento de ellas. Ya en el siglo XVII Cervantes en la obra «Rinconete y Cortadillo» describe una merienda en la que registra  los aperitivos o tapas para acompañar la bebida «… y lo primero que sacó de la canasta fue un grande haz de rábano, y luego una cazuela llena de coles y bacalao frito; luego medio queso de Flandes; con una olla de aceitunas gordales, y un plato de camarones, con seis pimientos, y doce limas verdes, y hasta dos docenas de cangrejos, y cuatro hogazas de Gandul, blancas y tiernas…». 

Según el diccionario las tapas son pequeñas porciones de alimento que sirven para acompañar bebidas. Se estima que el origen data de la antigua costumbre en las tabernas y mesones de tapar las copas y los vasos de vino con un trozo de pan o una rebanada de jamón para conservar el olor y que no entraran insectos o polvo.

Las tapas españolas han venido a convertirse hoy en una especialidad gastronómica cotizada por españoles y por el mundo. Como símbolo de las relaciones sociales esta singular pieza de la gastronomía arrastra la preferencia, pues su sencilla y natural degustación condiciona el intercambio con amigos, familiares, conocidos, abriendo paso a una ilimitada ‘sobremesa’. La posibilidad de comer de pie o no, relajadamente, tapeando se ha convertido en uno de los entretenimientos españoles que aventaja el tiempo y anima el espíritu.

 Entre tapas charlamos, liberamos presiones, favorecemos el proceso digestivo y estrechamos las relaciones sociales. Ir de tapas parece ser solo una salida informal, pero es más que eso, es comer en libertad atrapando un cabello del bienestar que produce ser feliz. 

Comer de tapas nos proporciona el disfrute múltiple de sabores tradicionales de la cultura gastronómica del lugar en el que estemos; nos permite jugar con el tiempo considerando que las tapas son opciones ligeras y rápidas de elaborar; y no menos importante, accedemos a variar los alimentos en raciones proporcionales que ayudan a equilibrar peso corporal.

Entre tantas opciones y exquisitos sabores mezclados te dejamos seis recetas de tapas que te sorprenderán y excitarán tu paladar haciendo que explores entre los diversos sabores del arte culinario español.

Callos a la madrileña de invierno

Ingredientes -tripa de vaca, chorizo, tocino, morro de vaca, morcilla y manita de ternera. 

Tapa=medio plato de postre=415kcal=29,5g de grasa

Morcilla de Burgos

Ingredientes -sangre y manteca de cerdo, cebolla, arroz sazonado según región, tripa de cerdo. 

Tapa=2rodajas con pan=455kcal=35g de grasa

Croquetas de jamón y carne, Rioja y Aragón

Ingredientes -bechamel hecho con mantequilla, harina y leche, jamón, carne.

 Tapa=dos croquetas tamaño casero=333kcal=18.8g de grasa

Chorizo a la sidra, Asturias

Ingredientes –chorizos con carne y tocino de cerdo, pimentón, ajo, sidra. 

Tapa=4 rodajas medianas con pan=221kcal=12.7g de grasa

Lacón con grelos

Ingredientes –pata de cerdo salada y curada, chorizo, grelos, patatas, manteca de cerdo, hortalizas.

Tapa=medio plato de postre=276kcal=20.8g de grasa

Magras con tomate de Murcia

Ingredientes -carne magra de cerdo, pimento verde, tomate, aceite de oliva, vino tinto  

Tapa=plato de postre=257kcal=14.4g de grasa

 

Otros bares de tapas españolas:

1. La Plata

2. Quimet i Quimet

3. La Cova Fumada

Reacciona a nuestro artículo

Me gusta muchísimo
0
Me gusta
1
Me encanta
0
Algo no entiendo
0

❤SIGUE AMPLIANDO TUS CONOCIEMIENTOS❤

2 Comentarios

  1. Desde hoy prefiero esta web, y la recomiendo a mis amigos.

  2. Aquí está el sitio adecuado para cualquiera que realmente quiera entender este tema. Sabes tanto que es casi difícil discutir contigo (no es que realmente necesite hacerlo… Jaja). Definitivamente le das un nuevo giro a un tema sobre el que se ha escrito durante años. ¡Grandes cosas, simplemente geniales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.